Terapia Cognitivo Conductual

Terapia Gestalt

Terapia Sistémica

Terapia Cognitivo Conductual

Las técnicas de este tipo de terapia psicológica buscan modificar los pensamientos, emociones, reacciones físicas y comportamientos involucrados en los diferentes trastornos psicológicos. En las sesiones terapéuticas, que tienen un carácter estructurado, se analizan las creencias irracionales, las interpretaciones erróneas y los pensamientos disfuncionales, que dificultan la adecuada adaptación de la persona a su medio. A pesar de que el enfoque cognitivo-conductual prioriza el presente, se analizan en profundidad los hechos biográficos que hayan podido tener un peso importante en la génesis de ciertos problemas. Entre las herramientas que se utilizan, se pueden mencionar las tareas fuera del consultorio (auto-registros, diarios), el entrenamiento en habilidades sociales, técnicas de relajación corporal, la imaginación guiada, entre muchas otras. La terapia cognitivo-conductual da mucha importancia a la colaboración y participación activa del/la paciente y uno de sus objetivos es enseñar a los/las pacientes a convertirse en sus propios terapeutas.

Terapia Gestalt

«Un proceso terapéutico como cualquier proceso de crecimiento y desarrollo personal, tiene como finalidad ofrecer ayuda para un viaje hacia el interior de uno mismo en busca del equilibrio original, armónico y dinámico, propio de la trinitaria naturaleza humana, integrada por el cuerpo, el intelecto y las emociones. Es en este estado de íntima armonía, por fugaz que pueda parecernos, donde queda espacio para hacernos conscientes de nosotros mismos como manifestación y testimonio de la diversidad y divinidad de la vida, y poder expandirla.“

Juan José Albert

Terapia Sistémica

“La idea de que el tiempo lo cura todo es un grave error. Por sí mismo, el tiempo no cura nada. Lo que es cierto es que con él se aminora la intensidad de las emociones: dolor, rabia, pena, temor… Pero, para curar, se necesita un proceso emocional, activo e intenso, que se prolongará un cierto tiempo, capaz de abrir la puerta a todos los sentimientos que surjan, y que desembocará en nueva alegría y en una vuelta plena al carril de la vida. Se requiere un movimiento profundo del alma, de soltar lo que ya fue, con gratitud por lo que fue posible, abriéndose a lo que está por venir.”

Joan Garriga